Aprender a Convivir con el informe mundial sobre la violencia en el mundo


OMS 2014

Informe mundial sobre la violencia en el mundo. El nuevo informe de la OMS presenta un cuadro más completo de la violencia en el mundo. El Informe Mundial sobre la Violencia y la Salud es el primer informe general de estas características que aborda la violencia como un problema de salud pública en todo el mundo.

Cada año, más de 1,6 millones de personas en todo el mundo pierden la vida violentamente. Los expertos en salud pública señalan que esos datos no son sino la punta del iceberg, puesto que la mayor parte de los actos violentos se cometen puertas adentro y quedan sin registrar.

El objetivo de este Informe es arrojar luz sobre estos actos. Aparte de las muertes, millones de personas resultan heridas a consecuencia de la violencia y sufren problemas físicos, sexuales, reproductivos y mentales, tal como se señala en el primer Informe Mundial sobre la Violencia y la Salud, que hoy hace público la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El Informe mundial sobre la violencia y la salud constituye el primer estudio exhaustivo del problema de la violencia a escala mundial; en él se analiza en qué consiste, a quién afecta y qué cabe hacer al respecto. El informe trata de mostrar que el problema de la violencia no es algo tan irremediable como se suele sobrentender en los debates celebrados al respecto.

Este informe no solo presenta el tributo humano que la violencia se cobra, sino que describe también los muchos rostros de la violencia interpersonal, colectiva y autoinfligida. En él se demuestra que, lejos de constituir un fenómeno debidamente documentado que siempre aparece en primera plana y acapara la atención de la gente, muchos actos de violencia en realidad quedan ocultos a la mirada pública y ocurren sin que quede constancia de ellos.

En el informe se describen la magnitud y el impacto de la violencia en el mundo entero, se examinan los principales factores de riesgo que la causan, se describen las diferentes modalidades de intervención y las respuestas de política que se han puesto en práctica, con un resumen de lo que se sabe acerca de su eficacia, y se formulan algunas recomendaciones para la adopción de medidas en los planos local, nacional e internacional.

Plan de Acción de la Campaña Mundial de Prevención de la Violencia 2012-2020

plan

Este Plan de Acción de la Campaña Mundial de Prevención de la Violencia tiene por objetivo unificar los esfuerzos de los principales actores de la prevención de la violencia a nivel internacional y establecer un pequeño conjunto de prioridades para la acción sobre el terreno, presentando para ello seis objetivos de ámbito nacional hacia los que puedan orientarse los esfuerzos.

El destinatario de este Plan de Acción es la comunidad mundial interesada en la prevención de la violencia, lo que abarca gobiernos, organismos de las Naciones Unidas y organismos de asistencia oficial para el desarrollo, fundaciones filantrópicas, organizaciones no gubernamentales e instituciones académicas.

Les alentamos a aprovechar cualquier oportunidad para:

  • Utilizar este Plan de Acción como modelo para sus propios planes y actividades en la materia;
  • Señalar este Plan de Acción a la atención de sus asociados en el gobierno nacional;
  • Remitir a este Plan de Acción cuando las actividades que emprendan puedan contribuir al mismo;
  • Facilitar retroinformación acerca de este Plan de Acción y de los esfuerzos que desplieguen para aplicarlo.

 

Libro Antípodas de la Violencia

Desafíos de cultura ciudadana para la crisis de (in) seguridad en América Latina.

Este libro examina la relación entre cultura y seguridad ciudadana en ocho ciudades latinoamericanas. Incorpora en los diagnósticos, los análisis, las encuestas y las acciones un concepto de cultura amplio. Lo que más nos interesa de la cultura es su poder regulador.

Antipodas de la violencia examina la cultura ciudadana como mecanismo para transformar comportamientos daninos que afectan la vida y seguridad de otros ciudadanos, con el fin de ayudar a disminuir los altos niveles de homicidios y lesiones personales en America Latina y el Caribe. Segun el estudio la cultura, entendida como el universo de normas sociales, actitudes, creencias y habitos compartidos por los individuos de un conjunto social y sobre la cual se cimienta la posibilidad de una vida en comunidad con ausencia de violencia, puede ayudar a regular, justificar e interpretar comportamientos de los individuos.

Sobre la base de la Encuesta de Cultura Ciudadana aplicada en ciudades latinoamericanas como Belo Horizonte, Mexico DF, Quito, La Paz, Bogota, Medellin, La Paz y Caracas y analizando datos sobre seguridad y variables socioeconomicas de dichas ciudades, el estudio explora el papel de las creencias y actitudes en la violencia y la inseguridad, resaltando la necesidad de incluir los aspectos culturales dentro de las politicas publicas destinadas a esta problematica.

Share

Dejame tu Comentario